Bienvenida

Estás en la página personal de Emiliano López Abad. En esta breve historia del carbón y su comarca no dejo de rendir Honores a aquellos que perdieron su vida en las entrañas de la tierra, por el trabajo tan duro y penoso del Minero. EN MEMORIA DE TODOS... Recuerdo inolvidable...

EMILIANO LÓPEZ ABAD

Ésta es mi vida:

Emiliano López Abad nació el 5 de Diciembre de 1920 en Vallejo de Orbó. Mi querida madre, Simona, nació en Cordovilla de Aguilar el 28 de Octubre de 1891, donde vivían mis abuelos Teodora y Raimundo; y mi querido padre en Valdeprado del Río, el 10 de Agosto de 1897. Emiliano, que como yo se llamaba, era hijo de Petronila y Pantaleón.

Al casarse, mis padres estuvieron viviendo en Orbó, y allí nacieron mis dos hermanos mayores, Mercedes y Luis, que murieron de corta edad. Cuando se creó Vallejo de Orbó de nueva planta, mis queridos padres se alojaron en uno de los cuarteles, allí fue donde nací.

BAUTIZO DE MI HERMANO PABLO EN FRANCIA

A mis dos años, mis padres, animados por mis tíos Águeda y Juan-Antonio, se trasladaron a Francia donde mi tío trabajaba de minero. Mis tíos y mis primos, Mariano y Eduardo, se alegraron muchísimo con nuestra llegada. Y allí mis padres se incorporaron a su nuevo trabajo: mi padre de minero y mi madre en una fábrica de aglomerados, trabajo duro para los dos. A mí me internaron en una guardería, con franceses, claro. Me llevaban por la mañana y me recogían por la tarde. Así fue como aprendí mi primer idioma: el francés. Allí, en Cette, nació mi hermano Pablo. Pero mis padres no hacían más que pensar en España. Tenían problemas con el idioma. Echaban de menos a su familia. Nunca acabaron de hallarse en ese país extranjero. Querían volver a la tierra que les vio nacer.

MIS ABUELOS MATERNOS

Y así, volvimos a Orbó donde vivían mis abuelos maternos. Mi padre pidió de nuevo trabajo en las minas de Orbó. Aquí, murió Pablo y vinieron al mundo Marina, José-María, Pedro y Raimundo. En 1929 mi padre solicitó a la empresa Minas de Barruelo, sección de Orbó, un cuartel que le fue concedido. Allí nacieron Antonio, Teresa y Delia. Fuimos once hermanos. Sirva mi mención de recuerdo a los que ya no están entre nosotros.

Así comenzaron mis años en Vallejo de Orbó. Lugar rico recuerdos, en carbón y en gentes que formaron parte de mi vida y dieron a este enclave una historia singular, siempre ligada a ese oro negro que trajo la bonanza y ... el olvido.

Pincha aquí para ver mi Árbol Genealógico, creado por mi sobrina Mª Jesús Mateo

Que esta página sirva para que Vallejo de Orbó tenga su lugar en la historia de España y un hueco en los corazones de todos los que lo conocemos.

¡Bienvenido!